Mario Palomino, podría estar dispuesto a corromper al IEEM con tal de conservar el registro de Nueva Alianza

16 Junio, 2023
1:45 pm

Redacción

Toluca, EdoMéx.-Nueva Alianza Estado de México, fue el gran perdedor de la elección del pasado 4 de junio al obtener apenas el 1.8% de la votación emitida, con lo que perdería su registro como partido político local.

Así lo establece el artículo 52 del Código Electoral del Estado de México, que señala como una de las causas de pérdida de registro de un partido político: “no obtener en la elección ordinaria inmediata anterior, por lo menos el tres por ciento de la votación valida emitida en alguna de las elecciones para Gobernador, diputados locales y ayuntamientos”.

No obstante nuestra legislación es muy clara, el aún dirigente de este partido, Mario Palomino y su hijo Mario Cervantes Montero, regidor de Ecatepec, buscan desde hace meses burlar la legislación electoral para mantener a toda costa las prerrogativas de Nueva Alianza de las que han hecho su negocio familiar.

Los mediocres resultados que obtuvo NA el pasado 4 de junio, no fueron sorpresa ni para sus captores y mucho menos la inminente pérdida de su registro, pues desde el pasado mes de diciembre de 2022, a través de su representante ante el IEEM formularon la siguiente consulta: ¿Si un partido político local obtiene menos del 3% de la votación válida emitida en la elección de gobernador o gobernadora, le será cancelado el registro?. Es decir, desde diciembre de 2022 Mario Palomino y su hijo sabían que sin el magisterio y sin la militancia de Nueva Alianza no tenían la mínima posibilidad de cumplir con los compromisos que empeñaron a sus aliados y su candidata Alejandra del Moral, a quien les vendieron espejitos.

En respuesta a su consulta, las consejeras y el consejero electoral aprobaron el ACUERDO IEEM/CG/80/2022 y fueron contundentes: “…del análisis de la norma citada, podríamos establecer válidamente que un partido político local estaría imposibilitado de conservar su registro, si no obtiene el 3% de la votación válida emitida en cualquiera de las elecciones de gubernatura, diputaciones o ayuntamientos.” “Estos supuestos de pérdida de registro tienen sustento en la garantía de permanencia de éstos, entendida como el derecho que tienen a gozar de los derechos y prerrogativas en la medida que cumplan con las finalidades constitucionalmente previstas.” “Es decir, los partidos políticos mantienen su permanencia en el sistema electoral mexicano, siempre y cuando cumplan con las exigencias relativas a la fuerza ciudadana que deben conservar.” “En esa línea, el porcentaje exigido para la acreditación del registro de partidos políticos locales en la legislación vigente, tiene como premisa fundamental las elecciones inmediatas anteriores..” “… los partidos políticos deben permanentemente contar con la fuerza necesaria para representar un porcentaje o sector de la sociedad“ “En consecuencia, de los dispositivos constitucionales y legales a los que se ha hecho referencia, estos pueden interpretarse de forma armónica, tanto con el derecho de asociación política como con el principio de condiciones mínimas que deben respetar los partidos políticos, entendidas como aquellas requeridas para la conservación del registro de partidos políticos locales deban exigirse en cada elección en la que participan.” Dicho documento puede consultarse en:

https://www.ieem.org.mx/consejo_general/cg/2022/AC_22/a080_22.pdf

Así que desde diciembre de 2022, el Consejo General del IEEM sentó un precedente sobre la pérdida del registro de un partido político para el caso de no alcanzar al menos e 3% de la votación en la pasada elección de Gobernador del 4 de junio.

Esto cobra relevancia, pues al interior de Nueva Alianza se comenta que presuntamente Mario Palomino que habría buscado por cualquier vía comprar la voluntad del IEEM para mantener ilegalmente el registro como partido político local. Esto, ante la desbandada e inconformidad que se vive al interior de este partido con sus coordinadores territoriales, quienes acusan malos tratos, quincenas vencidas y por el incumplimiento en el pago de los muy pocos representantes de casillas que acreditaron.

Si bien es cierto, se puede tratar de una estrategia de Palomino para ahorrarse unas quincenas y no pagar a sus trabajadores, hay que estar muy atentos en este tema pues sería gravísimo que los consejeros del IEEM se prestaran a la intentona de Mario Palomino para empañar un proceso electoral histórico e impecable por parte de la ciudadanía y las autoridades electorales.

Si no sucede nada “extraño”, en breves días le quitarán el registro e Nueva Alianza como partido local y será el propio instituto electoral quien nombrarán un interventor para la rendición de cuentas, con esto Mario Palomino pasará a la historia como el sepulturero del que fuera el brazo político de los maestros.

No hay comentarios

Dejar respuesta